La inminente digitalización de los medios en el contexto de la postpandemia

Por Erik Castillo

Existe un antes y un después de la pandemia para los medios de comunicación a nivel internacional, el virus minó de forma importante su salud financiera y operatividad lo cual propició que muchos hicieran un viraje en su estrategia comercial para conservar a sus consumidores.
Durante la última década especialistas y trabajadores de la información han especulado sobre la posible desaparición de los Mass Media, pues la creciente tecnologización de las sociedades modernas ha propiciado que las audiencias se conviertan en prosumidores (productores) de contenidos y no sólo consumidores, sin embargo, ha sido la emergencia sanitaria la que ha orillado a los medios tradicionales a vivir una adecuación de esquemas para insertarse de lleno a la era digital y formar parte de los New Media.

..."serán los medios con mejores contenidos digitales los que quizás podrán resistir el embate monetario del COVID-19"...

Este cambio de estrategia ha traído consigo una notable cantidad de suscriptores sobre todo de medios impresos, la gente ha desarrollado una mayor adopción digital debido al confinamiento, lo cual ha propiciado que diversos diarios y semanarios importantes del planeta pararan sus rotativas e incentivarán entre sus lectores la  descarga diaria de archivos PDF con las versiones digitales de sus ediciones.

La situación para el mundo de los medios de comunicación es atípica, a pesar del inusual número de suscripciones  hoy el reto de las casas editoriales radica en conservar sus anunciantes, ya que la mayoría de ellos están invirtiendo menos en publicidad ante la preocupación de una posible recesión al término de la pandemia y serán los medios con mejores contenido digitales los que  quizás podrán resistir el embate monetario del Covid-19.

Todo tiempo de crisis también es tiempo de oportunidad, por lo que realizar un buen aprovechamiento de los nuevos paradigmas informativos que se han dado mediante la interconexión de plataformas entre la industria de los medios y las redes sociales, podrían generar un motor de viralización importante  y una  segmentación adecuada para llegar a los públicos objetivos ávidos de contenido, más ahora que la gran mayoría pasa del home office al esparcimiento en un solo click.

Nuevos hábitos de consumo, la beta a explorar para el éxito digital

La calidad de contenidos podría ser una nueva estrategia pospandemia para fidelizar a los usuarios en esta etapa de sobre exposición digital, permitiéndoles tener un proceso de desinfoxicación mediante una cuidadosa curaduría de contenidos que permita a los usuarios navegaciones y acceso a los contenidos  de una forma más empática, como sucedió con el boom de la tv streaming y donde ha cimentado su éxito.

Los nuevos hábitos de consumo de los usuarios digitales implican un análisis minucioso por parte de la industria de los medios, hoy el marketing de contenidos debe buscar la forma de venderle experiencias informativas a los internautas que cada día se vuelven más selectos y especializados, generando comunidades y procesos de adherencia a medios, periodistas, páginas, redes sociales o canales de transmisión.

Sin embargo, la veracidad, objetividad y precisión u oportunidad de la información siguen y seguirán siendo principios inquebrantables para los medios aún en esta nueva etapa donde la sobreinformación también conocida como infoxicación y las  fake news asechan a las audiencias a través de la virtualidad que proporcionan Internet  y las redes sociales.

Con la pandemia llegó también la infodemia, todas aquellas noticias falsas referentes al Covid-19 que han desgastado emocionalmente a los consumidores de medios digitales y que deberá ser uno de los muchos objetivos a eliminar  por parte de los medios de comunicación para recuperar la confianza de la gente en los ecosistemas digitales de la información, echando mano de periodistas con prestigio y seriedad que provean de confianza y certeza tanto a las audiencias como a las marcas anunciantes.

La clave está en la sostenibilidad

Si bien las empresas aplicaron durante el confinamiento una política de “disfrute ahora y pague después”, es momento de regresar paulatinamente a la nueva normalidad y generar códigos sólidos con sus suscriptores para comenzar el camino a la sostenibilidad de los medios, nada puede ser gratis para siempre, ni las empresas vulnerar las condiciones laborales y salariales de los periodistas que son y serán por siempre los caballos de fuerza de esta industria.

Socio fundador de Agencia Hibrid-Arte, cuenta con más de 13 años
de trayectoria periodística desempeñándose principalmente dentro
de las fuentes de cultura, política y deportes de contacto. También
es consultor y analista en Relaciones Públicas y Comunicación.
Erik  Castillo egresó de la Escuela de Periodismo Carlos Septién
García.

Abrir chat